Combate el envejecimiento de la piel en dos pasos: prevenir y reparar

¿Quieres hacer frente a la oxidación de tu piel? ¡Estás de suerte! En esta entrada te explicamos cómo te puedes defender del daño oxidativo y te recomendamos algunos productos para ello.

El cuerpo humano se defiende del daño oxidativo gracias a sus mecanismos antioxidantes internos, pero un exceso de exposición a agresiones ambientales, junto con el proceso natural de envejecimiento, agotan esta fuente interna de antioxidantes del organismo.

Los antioxidantes previenen el daño oxidativo neutralizando los radicales libres, moléculas que precipitan el envejecimiento, antes de que estos ataquen al organismo.

Estudios recientes demuestran que la aplicación tópica de una combinación de antioxidantes con Vitamina C puede ofrecer hasta ocho veces más protección frente al medioambiente y un 96% de reducción de las células de quemadura solar.

Los principales beneficios de la Vitamina C son:

  • Protege del daño producido por la radiación UVA y UVB: neutraliza los radicales libres antes de que éstos puedan dañar la piel.
  • Regenera la Vitamina E y otros antioxidantes: ayuda a la Vitamina E a autoregenerarse.
  • Estimula la producción de colágeno
  • Previene la inmunosupresión inducida por UV
  • Controla la respuesta inflamatoria asociada a la luz ultravioleta.

 

Recomendamos:

  • Para pieles normales-secas: Ce Ferulic
  • Para pieles normales-mixtas: Phloretin CF
  • Para pieles grasas: Sylimarin CF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.